Dele tiempo a su hijo y evite el estrés

Nuestra vida es un caos, tenemos que ocuparnos de todo: el hogar, el trabajo, los hijos, el esposo o la pareja, el cuerpo y la belleza ... Es un milagro cuando tenemos 10 minutos para sentarnos, imaginamos perder el tiempo ...

Pero hay algo que no perdemos de vista: nuestros hijos tienen su tiempo. Todo para ellos es nuevo y una broma. Por lo tanto, toma mucho tiempo bajar del elevador o ponerse la chaqueta por la mañana. Aún más cuando son jóvenes, todavía no entienden el concepto del tiempo, y mucho menos la carga de las tareas.

Así que el consejo de hoy es: evite los nervios y tome el tiempo extra para hacer cosas con ellos e incluso disfrute. ¡Disfruta cada momento!

Juega con él, cuelga su teléfono y escucha lo que tiene que decir o balbucear. Estos son momentos que crearán un vínculo cada vez más fuerte entre ustedes . Son estos chistes los que crean una relación de amor que durará toda la vida. No hay nada que valga más tu tiempo que eso.

"Jugar con niños no es una pérdida de tiempo, es ganarlo" - Carlos Drummond de Andrade

Estamos tan orientados hacia las tareas diarias que olvidamos apreciar un abrazo o ver cuán hermosa es la luna. Nunca olvide que la vida continúa y que con cada día que pasa su hijo crece.

Con eso en mente, trate de no irritarse cuando se demore demasiado y haga lo contrario, aprecie el afecto. Este es el momento de disfrutar. Después de todo, reducir la velocidad también es bueno. Una vida agitada y rápida solo nos hace más estresados ​​y desenfocados. Intente ahorrar tiempo en otros momentos, como despertarse 30 minutos antes o tomar un descanso en el trabajo.

Otra muy buena opción es hacer algo que disfrutes con ellos. Si te gusta cocinar, ve a hacer un pastel. Si te gusta ir a la peluquería, lleva a tu hija. Si te gusta leer, lee con ellos.

Simplemente no olvides que la próxima vez que recibas un abrazo, debes devolverlo con amor y no con ansiedad porque llegas tarde.

¡Buen miércoles a todas las mamás!